Pesadillas y Maravillas

Es el nombre de una exposición de Alejandro Colunga que nos encontramos por casualidad en una galería a una calle de la Universidad de Guadalajara.

Toda la obra está marcada por el signo de la brutalidad. En más de un sentido: el de la rudeza, el de la animalidad, el del primitivismo. Lo brutal es no solo su cualidad más aparente, sino su definición… el otro elemento singular de sus objetos es las desvergonzada imaginación desbordante. La imaginación suele ser cualidad particularmente apreciada entre los artistas, pero lo que sorprende en Colunga es ese decidido reto a sobrepasar cualquier predicción posible, la deliberada inclinación a violentar todo esquema, la ausencia de temor por el caos.

Jorge Alberto Manrique

 

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s