Calle chelas esquina con filosofía

No extraño lo que fue, porque no fue nada…

… sólo extraño lo que pudo haber sido.

[Borrachines et al., dos mil y algo]

4 comentarios

Archivado bajo Recuerdos, Tonterías

4 Respuestas a “Calle chelas esquina con filosofía

  1. Recién tuve un encuentro con un viejo amor -que no fue para nada un encuentro amoroso- y me di cuenta que la extraño, pero extraño a la que conocí, no a la que es ahora… y criosamente decidí que no tengo interés en lo que pudo (podría) ser. siempre agarro las curvas por fuera. Mi comentario es exacteme lo contrario de lo que dices, jo! salud!

    • coerulea

      Todo lo contrario ¬¬, pero yo no lo dije, lo escuché en una de esas noches con los amigos, jajaja. Y si, de repente se extraña, al menos eso me han contado, xq hasta el momento sigo sin conocer el significado de esa palabra, jajaja, a que cosas, pero puedo aprender, jajaja, como sea, salud!!
      Ah! y me debes una chela no te hagas Made…

  2. Dan

    Yo también estoy en desacuerdo. Mi percepción de la realidad es un mar infinito de posibilidades, de entre las cuales, hay una que es favorable o en otras palabras, es en la que queremos estar.

    Para llegar ahí debemos trazar un camino de decisiones entre las posibilidades que tenemos adyacentes. Este camino puede ser corto y recto, o puede ser largo y enredado, o hasta en círculos y que sólo llega a donde empezamos. Naturalmente, entre más largo sea el camino, más tiempo y recursos tomará, alargando o haciendo inviable la meta original.

    La primera parte: “No extraño lo que fue…” me parece correcta, porque no tienen caso los remordimientos. Es fácil suponer que no haya un camino de retorno en el laberinto de posibilidades.

    La segunda parte: “… sólo extraño lo que pudo haber sido.” es la que convierte la frase entera en un arjonismo. Si lo que pudo haber sido es mejor que tu estado actual (en general, no específicamente el tuyo), se debe a que tomaste malas decisiones para llegar a donde estás.

    Si hay una manera de llegar a lo que pudo haber sido, entonces el sólo hecho de tener consciencia de esa posibilidad, es una ventaja para llegar más rápido. Si no es así, entonces es hora de empezar a pensar en lo que pudiera ser y desarrollar un plan.

    Tal vez uno se sienta insignificante en un mar de posibilidades, y más si nuestra visión no es más grande a una gota o un vaso de agua. Pero no hay que desanimarse, las hormigas tampoco saben dónde está su alimento y siempre llegan por camino más corto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s