Ingeniero de azúcar

De aquellos viajes el mejor es aquel que fue aderezado con azúcar… lo recuerdo con tanto cariño, dejame decirte que desde entonces a todo le pongo azúcar, dos cucharaditas o tres, dos terrones o una espolvoreada.

No recuerdo si te comenté alguna vez que las tardes grises y frías con azúcar se tornan poco a poco coloridas y cálidas, como cuando se hace el caramelo…

… Espera, aún sigo escuchando la melodía de la lluvia en los tejados y en las copas de los árboles, arrulla, inspira paz, ¿una o dos cucharaditas de azúcar? para mí, dos están bien, gracias. Cierra los ojos y escucha,  percibe el aroma, ¿qué te dice?.

Me dice tanto y a la vez tan poco que nuevamente espolvoreo azúcar, puede que sazonando esto logre un mejor sabor, como el del caramelo, dulce pero sin empalagar…

 

1 comentario

Archivado bajo Frecuencia, Postal, Viajes

Una respuesta a “Ingeniero de azúcar

  1. Las nubes también son de azucar purpúrea, rojiza, rosa, azulosa… cada que piensas en ello y miras por la ventana de tu habitación al caer la tarde.

    Saludos Cattleya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s